Plan Trienal

Plan Trienal 2016 – 2019

Muy queridas hermanas y queridos hermanos:

En este último trienio nos acompañó el Icono de Betania que ha guiado nuestro camino bajo la acción del Espíritu favoreciendo enfoques diversos de relectura de la realidad, iluminación en nuestro ser y quehacer cotidiano, una comunicación afectiva y efectiva, la liberación de la dimensión simbólica y celebrativa de la vida y la resignificación de nuestra Vida Consagrada Argentina (VCA).

En la pasada XIX Asamblea de la CLAR, que tuvo lugar en Bogotá, acogimos el Icono de la Visitación como Horizonte Inspirador para este trienio 2015-2018 y como lema, “Salgamos, a prisa, al encuentro de la vida”. Como CONFAR, hemos asumido ambas propuestas.

El Plan Trienal 2013-2016 nos puso en camino donde la vida reclama. Sus motivaciones y sus ejes siguen conservando toda su valía e importancia. Todavía necesitaríamos más tiempo para vivirlo y encarnarlo. Los pasos dados, han sido buenos, pero sentimos la necesidad de seguir profundizándolo. La realidad que es dinámica y multifacética hace que sigamos abordándola desde nuevos ángulos.

En la propuesta para este trienio, queremos colocar algún acento nuevo, de cara a las nuevas sensibilidades que aparecen frente a nuestra propia realidad como Vida Consagrada, y a la realidad que nos toca vivir y acompañar en la sociedad y en la Iglesia. Por eso la opción ha sido darle valor transversal al eje de la Misión. En este sentido, experimentamos sintonía con las llamadas que el Papa Francisco ha expresado con insistencia: ‘necesitamos una Iglesia en salida’…

El Plan Trienal 2016-2019 está enmarcado en el ícono de la Visitación. Seguimos una dinámica que consta de cinco momentos y que nos ayudan a profundizarlo: I. Lo que nos inspira (nuestro Icono bíblico); II. Los clamores y anuncios (escucha y contemplación de la realidad con un corazón creyente); III. Nos proponemos (nuestro objetivo); IV. Convicciones y Compromisos (nuestro juzgar y actuar en torno a los ejes de Misión, Eclesialidad y Espiritualidad); V. Acompañamos (espacios y proyectos).

Este texto final, que expresa nuestro sueño común, fue elaborado colectivamente con el aporte de: las diferentes regiones del país, la Asamblea de Superiores, el EIR y el entretejido final de los miembros de la JDN.

Que la clara señal que nos ofrece nuestro ícono de “la Visitación” nos inspire salidas siempre nuevas hacia el encuentro de la vida que clama y la Ruah cante en nosotras/ os las maravillas del Amor fiel de nuestro Dios.