I Seminario de re-configuración de estructuras de animación de la Vida Religiosa

“Todo lo puedo en Cristo que me da la fuerza” (Flp 4,13)

A las religiosas y los religiosos del Continente:

A invitación de la CLAR, al I SEMINARIO DE RE-CONFIGURACIÓN DE ESTRUCTURAS DE ANIMACIÓN DE LA VIDA RELIGIOSA, respondimos 84 religiosas y religiosos, provenientes de 16 países y 43 congregaciones de América Latina, el Caribe, USA y Europa.

Queremos socializar el caminar que estamos realizando en los procesos alternativos de renovación, hace tiempo emprendidos con fe y generosidad, pese a las dificultades y retos que ello implica. Bajo el lema “Escuchemos a Dios donde la vida clama”, seguimos intentando responder a los desafíos del mundo de hoy, de la Iglesia y de nuestras comunidades, para que la sal de nuestra vida no pierda su sabor ni se extinga la luz que estamos llamados a ser.

La energía dinamizadora de estos tres días de trabajo, ha representado para cada uno de nosotros, un llamado a mirar el presente, a veces lento, con la certeza de que el futuro no será repetición de un pasado reciclado sino un horizonte inédito para cada una de nuestras comunidades. En eso estamos, permitiéndonos que la Palabra de Dios, que la realidad nos abracen, y que nosotros las abracemos desde el despojo, la pobreza y la minoridad, para que el grito de los pobres no se quede sin respuestas.

El compartir experiencias de Re-configuración de estructuras de animación y servicio y su re-lectura, nos invita, a la luz de la Evangelii Gaudium (27), a afrontar con decisión, respeto y responsabilidad los desafíos de nuestra misión. La heredad

que hemos recibido de nuestros Fundadores debe pasar por una renovación de métodos, de mentalidad y de generosidad.

El Icono de Betania, base del Horizonte Inspirador de la CLAR, sigue siendo elemento de iluminación teológica: la muerte que lleva a la vida nos invita a una Vida Consagrada nueva. El gesto de Jesús que resucita a Lázaro, los gestos de María y Marta que lo buscan y lo acogen en su casa, nos muestran hasta dónde puede llegar la fuerza de la gracia de Dios, y como esta fuerza genera la conversión. El proceso de Re-configuración, más allá del dolor y las complicaciones propias, debe transformarse en verdadero testimonio del amor de Dios.

El carisma que nos trasmitieron nuestros fundadores hoy se ve enriquecido con la presencia cercana de los laicos. Es un nuevo tiempo de esfuerzos comunes que se verán fortalecidos con la apertura de nuestros carismas a aquellos que están en búsqueda de Dios y de espacios para consagrar su vida en el Reino.

Sabemos que la tarea no es fácil. Por ello nos invitamos a construir juntos nuestra historia, avanzando en la Re-configuración desde el compromiso personal, comunitario, inter-congregacional, y de las Conferencias Nacionales y las Regiones. Queremos renovarnos, sensibilizarnos y fortalecernos en comunión.

Agradecemos a todos los que han hecho posible este Seminario, a los que en el silencio han colaborado, a los que han compartido sus vivencias y su historia, en especial a nuestros facilitadores y a la sede anfitriona, la CONFAR.

Que nuestro Señor y Maestro, con la fuerza de su Espíritu, nos impulse en audacia y valentía para avanzar fieles a su Palabra y al legado de nuestros Fundadores, y que María de Luján acompañe nuestro caminar hacia nuevos compromisos de Re-configuración.

Participantes en el I Seminario de Re-configuración
de Estructuras
de Animación de la Vida Religiosa
Ciudad de Buenos Aires, 12 de noviembre de 2014

171114 (2)

Confar

CONFAR anima y promueve, dentro del ámbito del país, a la Vida Religiosa inserta en la misión eclesial, en espíritu de comunión, búsqueda y participación fraterna y constante.