Centenario de los Servitas en Las Toscas

El obispo de Reconquista, monseñor Ángel José Macín, visitó Las Toscas para celebrar el centenario de la llegada a la parroquia Asunción de María Santísima, de la Orden de los Siervos de María (servitas), y saludar al padre Adolfo Acosta, que próximamente partirá al Perú para continuar su ministerio pastoral.

En su primera visita como obispo a la parroquia, monseñor Macín agradeció al párroco los “largos años transcurridos en la comunidad de Las Toscas” y le manifestó su cercanía, afecto y gratitud en nombre de la diócesis. Además, confesó que deseaba celebrar con la comunidad un nuevo aniversario de la canonización de los fundadores de la Orden los Siervos de María, a quienes se recuerda como “los siete santos fundadores”: san Alejo, san Amadeo, san Hugo, san Benito, san Bartolomé, san Gerardino y san Juan.

“En este caso -relató el obispo-, los siete santos fundadores decidieron hacia finales del año 1200 ir a vivir en comunidad para honrar a María. Luego sintieron el llamado misionero y fueron a diferentes partes del mundo a anunciar la buena noticia de Jesús y juntos fundaron esta Orden que, desde entonces hasta la actualidad, viene trabajando por la evangelización y también por la promoción de la dignidad de la persona humana, lo que conocemos por la obra de los Siervos de María en Las Toscas y, también, en la parroquia Nuestra Señora de la Merced, de Avellaneda”.

El obispo reflexionó acerca de la actualidad de la Iglesia católica y cómo fue variando de acuerdo a las épocas: “Las congregaciones, la Iglesia, las diócesis van viviendo diferentes etapas, de acuerdo a las circunstancias históricas, y los Siervos de María tuvieron mucha fuerza décadas atrás en la Argentina y en otros países de Latinoamérica. Al mismo tiempo tuvieron muchas vocaciones, que es lo que alimenta la vida de una congregación o de una orden”.

(Fuente: Aica)

Confar

CONFAR anima y promueve, dentro del ámbito del país, a la Vida Religiosa inserta en la misión eclesial, en espíritu de comunión, búsqueda y participación fraterna y constante.